Nuestros aliados de la higiene están compuestos por desinfectantes y antisépticos. Que son sustancias químicas que nos ayudan a disminuir la carga de microorganismos presentes en materiales inertes y tejidos vivos. Y pueden prevenir infecciones causadas por un tipo de microorganismo: Los patógenos. Que son “Todo agente que puede producir enfermedad o daño a la biología de un huésped, sea humano, animal o vegetal.”

Existen diferentes tipos de agentes que nos pueden ayudar a prevenirlos:

  • Los desinfectantes: Conocidos como germicidas, tienen la capacidad de reducir la carga microbiana de un material u objeto inanimado. Aunque acaban con las formas vegetativas de estos, no son capaces de acabar con las formas de resistencias(esporas). Suelen ser tóxicos para los seres vivos, y por ello se aplica en superficies y materiales, algunos ejemplos de ellos son el amoniaco, acido muriatico, la lavandina o los detergentes.
  • Los antisépticos: Son agentes capaces de destruir los microorganismos patógenos presentes en un tejido vivo sin resultar tóxico. Su nombre deriva de su capacidad de prevenir una sepsis, o infección. Solemos encontrarnos con ellos en un botiquín, como el agua oxigenada o el alcohol.
  • El agua oxigenada: Es un antiséptico de amplio espectro, capaz de destruir grandes cantidades de microorganismos. Se utiliza sobre la piel, heridas o incluso en desinfecciones bucales. Tiene una capacidad de acción altamente oxidante.
  • El alcohol: Ya sea etílico o isopropílico, son compuestos altamente desinfectantes en la limpieza y como antiséptico en heridas. Su éxito reside en su capacidad para destruir la membrana celular de los microorganismos y provocar la desnaturalizacion de sus proteínas.
  • Los esterilizantes: Son los únicos agentes físicos que aseguran la inactivación de toda forma de vida microbiana. Esto no se consigue mediante el uso de desinfectantes o antisépticos.

La limpieza del material y de nosotros mismos, resulta un factor clave a tomar en cuenta, ya que gran parte de los problemas infecciosos son ocasionados por las deficiencias en el lavado y en tomar los recaudos necesarios.

Para una buena desinfección o esterilización del material, resulta imprescindible una adecuada limpieza previa. Por este motivo, es necesario considerar a la limpieza del material con la seriedad y el rigor que requiere.